Comunicado.Declarada emergencia sanitaria por el Coronavirus

El Consejo Evangélico de Galicia recuerda a las Iglesias Evangélicas la obligación de atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Estamos ante una emergencia de calado mundial y combatir el virus del Coronavirus, COVID -19, requiere por parte de todos los ciudadanos el cumplimiento de las restricciones impuestas por las autoridades.

Hace tan sólo 4 días la FEREDE hizo público un comunicado en relación con reforzar la suspensión de actividades colectivas, la situación ha cambiado y las medidas recomendadas para hoy son de mayor calado.  Asimismo, en el día de ayer, 13 de marzo de 2020, el Gobierno de España decreta el estado de alarma por 15 días, para frenar la crisis del Coronavirus, a partir de hoy 14 de marzo. Recordemos que es la segunda vez que se declara este estado desde que vivimos en un Estado Social y democrático de derecho y que es algo muy excepcional para medidas excepcionales. Debemos tener claro que estas medidas se toman como prevención de un mal mayor, no para impedir que los evangélicos celebren sus liturgias o reuniones, no es contra la fe cristina evangélica.

Por otra parte, también la Xunta de Galicia, en el día de ayer aprobó mediante una resolución publicada en el Diario Oficial de Galicia un acuerdo en el que se declara la situación de emergencia sanitaria en el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia y activa el plan territorial de emergencias como consecuencia de la evolución de la epidemia del Coronavirus Covid-19. En la justificación de este acuerdo menciona que ”Sobre esta base y teniendo en cuenta que diversos estudios indican que, de no poner en marcha medidas extraordinarias de distanciamiento social, hasta un 60% de la población en el peor escenario podría infectarse -lo que provocaría una ola epidémica sensiblemente elevada, que además, por los datos publicados en la literatura científica, incidiría de manera especial en la población mayor de 70 años, que constituye un 19% de la población gallega, donde la tasa de mortalidad podría superar el 2% entre los afectados-, puede afirmarse que la situación actual supone un riesgo inminente y extraordinario para la salud de la población”.

Ante el riesgo que supone exponerse innecesariamente, insistimos en que se actúe con la mayor cautela posible. Así pues, se insta a todas las iglesias evangélicas a que acaten las instrucciones dadas por las autoridades y por FEREDE.

Constantes en la oración, roguemos a Dios por la erradicación del Coronavirus manteniendo la serenidad y la confianza en nuestro Señor Jesucristo.

En espera de que estás medidas sean pasajeras y pronto podamos recuperar la normalidad.

Atentamente

 Consejo Evangélico de Galicia